fbpx

Monza CoRRResponsables, una nueva forma de mirar al futuro

En Monza somos conscientes de que no habrá futuro para nuestro único planeta si no construimos entre todos una actividad económica sostenible.

La primera línea de defensa de nuestro entorno empieza con la actitud individual de cada uno de nosotros y sabemos que tú eres una persona comprometida. Por eso queremos formar parte de tu responsabilidad, introduciendo prácticas y procesos de producción donde la reducción, reutilización y el reciclaje sean factores clave en la toma de decisiones, por encima de criterios estéticos o de mercado.

El concepto Monza CoRRResponsables

El concepto “Monza CoRRResponsables” pretende poner en valor el compromiso de Monza con la Sostenibilidad, no desde un punto de vista conceptual o genérico, sino desde la perspectiva del individuo, uniéndolo a las inquietudes y concienciación del consumidor final de nuestros productos.

Y lo hacemos plasmando y poniendo en práctica esta CORRESPONSABILIDAD a través de medidas concretas y tangibles, en las que recíprocamente invitamos al usuario final a convertirse en actor fundamental para lograr la consecución del ciclo de vida de los productos atendiendo a los criterios de reducción, reutilización y reciclado.

A través de este planteamiento establecemos un pacto con nuestros clientes, un vínculo con la marca que va más allá de una abstracción acerca de la sostenibilidad y el compromiso con el medio ambiente.

Monza CoRRResponsables significa que todos y cada uno de los componentes de la gran familia MONZA se ponen manos a la obra junto con los profesionales que adquieren nuestros productos en la labor de legar a las generaciones venideras un mundo mejor.

Esto se traduce a una filosofía, una profunda apuesta y restructuración de nuestras líneas de negocio para hacer que cada producto haya sido envasado tratando de reducir al máximo los materiales empleados, utilizando formatos que puedan tener un segundo uso y garantizando su posibilidad de reciclado.

Está en nuestras manos. Está en tu mano.

Deja un comentario